¿Por qué debes reinvertir las ganancias de tu negocio?

Equipo Bold · – Lectura de 2 minutos
¿Por qué debes reinvertir las ganancias de tu negocio?

El éxito de tu negocio está relacionado con la forma en la que utilizas sus ganancias, como las administras y en qué las inviertes. Es por eso que sin importar la cantidad de ingresos que te genere al mes debes contar con una estrategia de reinversión que lo haga rentable y aporte a su crecimiento.

Es común que muchas personas empleen el dinero de su negocio en gastos personales como por ejemplo la compra de un carro, la remodelación de una casa o un viaje. Sin embargo esto afecta directamente las finanzas del negocio, pues no hay retorno del dinero invertido.

¡Hablemos de rentabilidad!

Esto es lo primero que debes tener en cuenta para el crecimiento de tu negocio.

La rentabilidad es la recuperación de todo lo que has invertido en tu negocio; esto incluye equipos, personal de trabajo, proveedores y materiales. Por ejemplo, digamos que invertiste $5’000.000 en la compra de algún equipo y a los cuatro meses los recuperaste porque se generó un ingreso con esa misma cantidad de dinero. Si además al quinto mes ganaste $2’000.000 más, significa que obtuviste una ganancia que es ese porcentaje adicional a tu inversión inicial.

¿Cómo puedes reinvertir en tu negocio?

1. Establece un salario mensual para ti

Determina un valor para ti, una especie de sueldo que se ajuste a los ingresos mensuales de tu negocio. Esto te ayudará a evitar que dispongas de las ganancias del negocio para tus gastos personales.

2. Contrata personal especializado

Aunque sientas que es innecesario porque tú puedes hacer todo en tu negocio, contratar a un empleado te ayudará a optimizar los procesos y proyectar tu capacidad de crecimiento.

3. Invierte en el capital de tu negocio

Usa tus ganancias para adquirir nuevos equipos y mobiliario, comprar un vehículo para ofrecer domicilios o transportar materiales y remodelar tu negocio e implementar mejoras.

4. Crea un fondo para gastos imprevistos

Destina un monto de dinero para cualquier emergencia que se pueda presentar. Este ahorro te ayudará a mantener tus finanzas estables y a mitigar el impacto de cualquier gasto sorpresa.

5. Separa un presupuesto para publicidad

Separa un valor de tus ganancias para la divulgación y promoción de tus productos o servicios, así podrás llegar a más clientes y aumentar las ventas de tu negocio.

Lo más importante es que aprendas a manejar las finanzas de tu negocio para que le saques el mayor provecho a sus ganancias y no pares de crecer.